fondo-rojo-textura-moderna-superficial-a

Publicación de REDACCIÓN

Entérese de las novedades que tenemos para usted.

Cuando el mexicano respetaba a la policía de tránsito.


Por REDACCIÓN CICLIMEX

¿Usted se imagina tener una policía de tránsito que sea respetada, querida y recordada en la actualidad?, creo que sería imposible por tanta corrupción presente en nuestras corporaciones policiacas, pero en México hubo una época en que estos oficiales de la ley eran respetados.


Los agentes de tránsito eran tan apreciados que recibían regalos, prendas y hasta estufas (imagen 1), los agentes de tránsito para los 50's, 60's y 70's eran muy queridos, sobre todo en los 60's. Las personas les llevaban regalos cada fin de año y parece ser que MABE tampoco lo olvidaría, una buena forma de hacerse publicidad.


La imagen uno fue tomada por Bob Schalkwijk


Fue hasta la década de los 50 que apareció el Departamento de Tránsito y con él las calles se inundaron de los “tamarindos” controlando el tráfico bajo el sol y la lluvia. Se les apodó así por el uniforme color café que portaban los oficiales de tránsito del D.D.F.


"Los primeros agentes de tráfico eran muy pocos y se encontraban únicamente distribuidos en el radio central de la metrópoli, y, por excepción, en algunos cruceros de otras calles y avenidas en donde el movimiento de vehículos comenzaba a intensificarse. Los agentes no se encontraban uniformados, estaban vestidos de paisano o con un simple traje kaki, que les daba una semejanza de soldados. Para dar las señales usaban semáforos de cartulinas que, marcando el alto y el adelante, regularizaban el tráfico de aquella nuestra urbe."


Quédense con este testimonio, “Estoy seguro que si nos dan regalos y dinero es porque nuestra labor social vale, sino no se nos tomaría en cuenta”, se lee el testimonio de un agente fotografiado para la nota de EL UIVERSAL, publicada el 23 de diciembre de 1970.


―Ahora la gente ya no lo hace porque dicen: “cómo le voy apremiar a alguien incompetente”. Así nos consideran. Con el nuevo reglamento de tránsito más. Y puede haber injusticia de nuestra parte como de ellos con nosotros. Lo cierto es que también nosotros tenemos un agente que vigila lo que hacemos; por eso siempre hay abuso de poder de todos lados. Trabajamos turnos de 24 horas y pues la economía sí nos ha llevado a la corrupción. La relación ya está muy viciada. La gente ya no espera nada de nosotros ni nosotros de ellos ―esto fué un testimonio de un oficial actual de Tránsito.




Apréciese sus regalos a un costado de su caseta de monitoreo y control, se aprecia que los uniformados portaban su típico traje caqui con su kepi del mismo color, se aprecia a un pequeño niño acercándose para entregarle un obsequio, se aprecia que hasta un cartón de cerveza le regalaban al oficial de tránsito, ¿Que buenos tiempos, no?.


En CICLIMEX en el área central de operación creemos que debemos crear un Cuerpo de Brigada de Tránsito que en verdad ponga orden al flujo vehicular y volver a recuperar ese respeto que las personas tenían a la autoridad víal.





El presidente de CICLIMEX con su uniforme de Brigada de Tránsito, Asistencia y Seguridad.


Parte de la información fue recuperada de: Xochiketzalli Rosas, Cuando los policías eran respetados, el universal (2016), recuperado de: https://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/colaboracion/mochilazo-en-el-tiempo/nacion/sociedad/2016/03/5/cuando-los-policias



Anuncios:

TEST1
ADD2
ADD3

Vídeos recientes: